descenso del sella

Descenso del Sella, una sensación innolvidable

Te damos unos consejos básicos, antes de realizar el descenso del Sella en Canoa

El canotaje o piragüismo es un deporte de gran explosión muscular, lo cual supone siempre un riesgo de lesión.

Remar implica un movimiento repetitivo de la parte superior del tronco, que es el transmisor de la fuerza a la embarcación y el que realiza el mayor esfuerzo.

 Si este se hace durante un tiempo prolongado, puede derivar en una lesión muscular por sobreesfuerzo.

Por todo ello, la mayoría de las lesiones afectan a brazos, hombros, espalda y abdomen se producen por el impacto recibido en el sistema musculoesquelético, debido al esfuerzo realizado para que paleta y agua contacten plenamente y con gran intensidad.

También para repartir por todo el cuerpo la tensión generada en los movimientos que se dan en las fases de la remada.

Las lesiones o patologías más comunes son Tendinitis o Tendinopatías, sobrecargas, contracturas o aumento de tensión en músculos o grupos musculares y esguinces o distensiones ligamentosas, por lo general en el antebrazo y muñeca.

También es muy común el síndrome del túnel carpiano o la compresión del nervio mediano, y en ocasiones también del cubital, con síntomas tales como hormigueos, entumecimientos y calambres en los dedos de la mano, así como pérdida de fuerza y sensibilidad.

El dolor de espalda baja es la segunda lesión más frecuente de este deporte. Por eso, la postura es un factor importantísimo para ser incluida en la correcta técnica y como factor principal de prevención de lesión y daños en espalda y columna vertebral.

Se producen multitud de tracciones musculares en la columna que deben conducirse atentamente para no realizar movimientos asimétricos que pueden derivar en otras complicaciones.

Es importante mencionar que esto sucede generalmente por desinformación, te aconsejamos

En la zona del hombro son comunes las roturas fibrilares, los esguinces claviculares, las contracturas, las tendinitis y/o desgarros, provocados por los movimientos repetitivos de elevación y rotación.

Consejos para montar en piragua

Aunque al montar en piragua o canoa el riesgo de sufrir una lesión es elevado, muchas de ellas se pueden evitar adquiriendo una buena técnica y manteniendo un buen estado de forma.

Estas son algunas recomendaciones brindadas por deportistas y fisioterapeutas:

El primer paso fundamental para prevenir una lesión es realizar un calentamiento correcto basado en ejercicios de movilidad articular, movilidad suave de todas las partes del cuerpo, (especialmente de la superior) estiramientos suaves y activos (estáticos o con mayor duración de ejecución al finalizar la actividad deportiva). 

Además, es muy importante tener una correcta técnica, especialmente manejar bien el agarre de la pala para evitar contracturas o aumentos de tensión muscular en los primeros días de esta práctica deportiva. 

Antes de lanzarse a remar, es imprescindible asegurarse de que el asiento está correctamente adaptado y que el deportista se puede sentar cómodamente para que la espalda no sufra. Además, conviene tener higiene de ropa y piel y usar gafas y protección solar. 

En verano, o en días con elevada temperatura, es importantísimo hidratarse bien y de modo adecuado, comenzando el proceso el día de antes del descenso. Es conveniente consultar a expertos en esta materia: preparadores físicos, fisioterapeutas, nutricionistas o profesionales de la salud que trabajan en el ámbito deportivo.

Prestar mucha atención al trayecto para prevenir movimientos bruscos.

¡Aquí es donde te pones a prueba a ti mismo!

Observa el hermoso paisaje, aprovecha al máximo, ¡toma tus riesgos!

No hay mejor aliado del aprendizaje que la experiencia misma. Viaja a través de la ruta establecida, aprópiate del camino a tu modo y no lo pierdas de vista ni un segundo. Muchas veces los movimientos forzosos se producen por causa de distracciones o falta de atención al recorrido.

Evita la cercanía con los bordes del rio y cualquier sector con piedras que este a tu alcance.

Del resto estas al mando tu.

Deja un comentario