Valverde de los Arroyos

España – Guadalajara – El pueblo negro.

Valverde de los Arroyos, se encuentra situado en un precioso valle a unos 80 kilómetros de Guadalajara y a 1.250 metros de altitud. El conjunto urbanístico de Valverde de los Arroyos es uno de los máximos exponentes de lo que se conoce como Arquitectura Negra.

La arquitectura negra es una arquitectura de tipo popular que emplea como elemento constructivo principal la lámina de pizarra. Este compuesto mineral tiene la característica de que el color principal va del gris al negro, lo que provoca que sus pueblos presenten un característico aspecto negruzco.

Se trata de una técnica empleada tradicionalmente en algunas zonas españolas donde la pizarra constituye un material abundante y donde, antiguamente, el aislamiento de estas áreas obligaba a construir con los materiales presentes en la zona. Es el caso  de la sierra de Ayllón, entre Guadalajara,  Segovia y Madrid; y la sierra de Alto Rey, en Guadalajara.

En estas zonas, la arquitectura negra se aplica a todo tipo de construcción, ya se trate de viviendas, establos, camino o puentes.

Valverde de los Arroyos

Los elementos más peculiares y llamativos de la arquitectura negra son las pequeñas edificaciones usadas para guardar el material, tanto agrícola como ganadero, y las tainas y las majadas utilizadas como cobertizos para el ganado en lugares aislados en la montaña. Estos elementos junto con las viviendas y los edificios comunitarios constituyen todo el elenco arquitectónico.

Sin embargo, son las viviendas los edificios más elaborados con múltiples recursos para la utilidad y comodidad de los habitantes de una zona que sufre de un clima de montaña muy frío y con posibilidad de nevadas.

Valverde de los Arroyos

El ayuntamiento de Valverde de los Arroyos, así como otros como el de  Campillo de Ranas y Majaelrayo han aprobado diversas normas encaminadas a proteger este particular estilo arquitectónico propio.

Valverde de los Arroyos posee un par de fuentes públicas y una plaza Mayor, alrededor de la cual se encuentran las viviendas. Esta plaza es una de las más cuidadas de la comarca y está rodeada por fantásticas construcciones populares.  Sin embargo, la iglesia parroquial da un contrapunto al apelativo de pueblo negro con el que se conoce a Valverde de los Arroyos, y este hecho está relacionado con la época en que se construyó. Dedicada a San Ildefonso, patrón del lugar, sus muros se levantaron durante el siglo pasado y, para ellos, se emplearon los mismos bloques de pizarra con los que se construyó el resto de la población. No obstante, la cubierta, se realizó en teja roja.

Valverde de los Arroyos

Desde Valverde de los Arroyos, es posible realizar una excursión, de alrededor de media hora y de escasa dificultad, hasta la Chorrera de Despeñaelagua. Este es el lugar donde todos los arroyos que descienden desde la cumbre del Campo y por la ladera del Ocejón se reúnen en uno sólo y superan un desnivel del terreno de casi ochenta metros.

Aunque pocos son ya los habitantes de este pueblo negro, éste sigue siendo un lugar representativo de las formas de vida que, hasta hace poco tiempo, se daban en esta zona de Castilla.

Enviado por Araceli Rodriguez Pedrera

Deja un comentario