talayótica de Menorca

Descubre la Menorca talayótica

La cultura talayótica de Menorca, también originaria de Mallorca, comprende las primeras ocupaciones humanas en las islas dos siglos antes de Cristo hasta la conquista de Roma en el año 123 a. C. La vasta mayoría de restos talayóticos sin embargo se hallan en Menorca, y su nombre procede de los talayots, las torres de vigilancia que se construyeron entre el 1000 y el 700 a.C. Todos los monumentos talayóticos de la isla son candidatos a Patrimonio de la Humanidad y poseen un valor irrepetible dada su espectacularidad, la cantidad abundante en la isla y su buen estado de conservación, habiendo más de 1.500 yacimientos. Es un pedazo de historia muy remoto y desconocido pero además único y merece la pena conocerlo.

No existe un acuerdo unánime sobre la cronología de la época talayótica y al existir diferencias entre los rasgos talayóticos de Menorca y Mallorca, existen ahora dos propuestas de cronología. El grupo de Arqueoecología Social del Mediterráneo de la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona) ha dividido la prehistoria de Menorca en 5 etapas distintas, mientras que el Museo de Menorca posee su propia división histórica. La cultura talayótica en Menorca se caracterizaba por sus grandes construcciones de carácter ritual, hechas de piedra y de manera ostentosa, los poblados albergaban casas circulares, la más impresionante de ver es el Círculo Cartailhac del siglo II a.C en Torre d’en Galmés, Alaior. Dentro de estas casitas circulares, se cocinaba, tejía, se elaboraba queso, etc. Los isleños además fabricaban cerámica con hornos rudimentarios, herramientas y utilizaban el bronce y el hierro como materiales principales.

Existen numerosos restos arqueológicos de la Menorca talayótica y no hay colegio en el que no se estudie de esta época pasada. En nuestra visita por Menorca encontraremos navetas, taulas y talayots, éstos últimos siendo los más numerosos de la Menorca prehistórica. Los primeros restos datan del 2100 a.C, uno de los ejemplos más interesantes son las navetas, unas construcciones de carácter funerario, donde se enterraban a los muertos en grupos muy numerosos, hasta cien personas con sus respectivos ajuares. A continuación vamos a citar los monumentos de mayor interés para visitar en la isla:

En Ciutadella, la Naveta des Tudons, el monumento más importante de la Menorca talayótica por su excelente estado de conservación, además, las navetas son únicas y exclusivas de Menorca en el mundo. Es un icono para la isla como emblema cultural, y su nombre proviene de la forma de nave invertida.

El Poblado talayótico de Torre d’en Galmés, antes mencionado, es otro lugar de interés, siendo el más extenso de Menorca. Conserva numerosas construcciones en pie, situado sobre una colina con buenas vistas panorámicas dignas de una buena sesión de fotos. En ella posee tres talayots, y restos de otras civilizaciones posteriores como la romana y la musulmana, además de que en ella se descubrió una figura auténtica egipcia que está en el Museo de Menorca.

Otro imprescindible es Torralba d’en Salord, uno de los poblados prehistóricos más grandes de Menorca, habitado desde el año 1000 a.C y por los romanos, y aún incluso después de haber realizado excavaciones oculta secretos por descubrir. La taula de Torralba es lo más interesante del lugar, la más alta de Menorca con 5 metros de altura. La taula era un lugar reservado para rituales religiosos.

El Poblado talayótico de Trepucó es otro poblado talayótico de interés de una extensión de 5000 m2 y que conserva restos de murallas, torres cuadradas, dos talayotes y más restos de viviendas antiguas. Por otro lado, la necrópolis más interesante de la isla es la de Cala Morell, espectacular y con catorce cuevas excavadas en la roca, cada una es distinta. Un ejemplo sólo de talayot sería el de Torelló, uno de los mejores conservados en Menorca, aunque existen numerosos ejemplos más por toda la isla.

Información ofrecida por doralauto.com – Alquiler de coches en Menorca

Deja un comentario