Phraya Nakhon

Tailandia – Phraya Nahkon

La provincia de Prachuap Khiri Khan, en Tailandia, pasó de convertirse de una zona principalmente poblada por pescadores a albergar la residencia real en la ciudad de Hua Hin. Desde aquí, iniciaremos una excursión de, aproximadamente, una hora de duración que nos sumergirá en el Khao Sam Roi Yot National Park.

El Parque Nacional Khao Sam Roi Yot se encuentra situado a unos 300 kilómetros al sur de Bangkok, y en él se encuentra una de las principales atracciones turísticas del país: la cueva de Phraya Nakhon. Esta cueva, tan inaccesible como espectacular, se sitúa a unos 500 metros de altitud en pleno corazón del mencionado parque.

 En 1890 el rey Chulalongkorn el Grande (también llamado Rama V) construyó en su interior el pabellón real conocido como “Kuha Karuhas”.

Para llegar a la cueva de Phraya Nakhon hay que ser consciente que es necesario realizar una caminata de algo más de media hora. La ruta en sí misma no es excesivamente larga, sin embargo en determinados tramos con mucha pendiente si puede resultar bastante dura.

El sendero comienza justo en la entrada del parque. Con el fin de garantizarse un mínimo de energía, es conveniente comer un rato antes de empezar la excursión, y es de extrema importancia llevar agua o cualquier otra bebida para no deshidratarse durante la caminata.

Pocos minutos después de iniciada la ascensión, la montaña empieza a premiarnos con unas fantásticas vistas al mar, a las islas de los alrededores y la playa de Laem Sala. Llegar a esta playa, llena de cocoteros, puede llevar unos 15 minutos. Después de atravesarla comienza la verdadera ascensión  y hay que empezar a “trepar” los 430 metros que separan la playa de la  cima de la montaña.

Debido a la altitud y, principalmente, a las altas temperaturas, es normal tener que hacer varios altos en el camino. No obstante, la recompensa vale la pena el esfuerzo realizado.

No olvide que en la cima le espera la que, seguramente, es una de las cuevas más fotografiadas de Tailandia. Llegar a ella es una verdadera prueba de resistencia, y con la finalidad de proporcionar descanso tras el ascenso, es por lo que se construyó precisamente el pabellón real que hoy engalana el lugar y que es utilizado por los reyes.

Phraya Nakhon

Por lo mencionado hasta aquí, se entiende que llegar hasta la cueva no es tarea fácil. Phraya Nakhon es una enorme cavidad con aberturas que permiten pasar la luz, la lluvia y humedad que sustentan la vegetación interior. En realidad se trata de un enorme cenote al que el ingreso de la luz (especialmente al amanecer) le confiere un ambiente “místico”. Y este ambiente fue precisamente el  imán para que varios reyes de Tailandia, con el fin de distenderse en el interior de la cueva., decidieran trasladarse a menudo a  Phraya Nakhon.

Al entrar comprobaremos el espectáculo de estalagmitas y rayos de sol que penetran por la abertura hasta iluminar, en la segunda estancia, el pabellón de Kuha Karuhas, construido en honor al rey Rama V a finales del siglo XIX.

Phraya Nakhon

Ofrendas en los huecos de las paredes y salvaje vegetación completan este paisaje majestuoso.

Se trata, sin duda, de un lugar donde la serenidad, el tiempo y el misticismo se convierten y se fusionan en una misma realidad.

Enviado por David Codina

Deja un comentario