Un tipo de tacón para cada lugar

Un tipo de tacón para cada lugar

Si eres de las que no pueden vivir sin tacones, debes saber que hay muchos tipos diferentes de tacón. Y es que casi podemos decir que hay un tipo de tacón para cada mujer, de lugar, y para cada ocasión. Sólo hay que conocer las opciones que tenemos y escoger la mejor en cada caso.

Aunque algunos historiadores ubican ya los tacones en el antiguo Egipto, pero el tacón que conocemos a día de hoy tiene su origen en el siglo XV. En la Edad Media los tacones los utilizaban tanto hombres como mujeres y su objetivo era el de proteger el pie elevándolo del suelo. Eran también un símbolo de estatus, especialmente en mujeres: cuánto más tacón mayor relevancia social.

A partir del siglo XVIII se produce un cambio y los tacones pasan a ser un símbolo de feminidad y los hombres dejaron de usarlos (aunque los seguían utilizando para la equitación deportiva). Desde entonces hasta hoy los zapatos de tacón han ido evolucionando, pero siempre con un objetivo, estilizar la silueta de la mujer y dar un toque de sofisticación. A día de hoy encontramos una gran variedad de tipos de tacón.

Tipos de tacones:

Es importante conocer los distintos tipos de tacón que existen, algunos son más altos, más bajos, más cómodos, más difíciles de llevar, estilizan más o menos, combinan mejor con un outfit o con otro…

Zapatos stilettos

Son más conocidos como zapatos de “tacón aguja”. Suelen ser altos, entre 10 y 12 centímetros y la horma suele acabar en punta, aunque depende de la moda de cada momento. Son unos zapatos muy sexys, que combinan con todo tipo de looks, tanto con unos jeans y una blazer como con un vestidazo.

Todas las grandes marcas tienen sus zapatos de tacón de aguja, pero no es recomendable utilizarlos a diario porque pueden recargar tanto el pie como la rodilla y la espalda. Sin embargo para una ocasión especial, son ideales.

Tacón plataforma

Y es que si te resulta incómodo o molesto subirte a unos stilettos, tienes la opción de recurrir a zapatos con tacon plataforma. Estos tienen una suele muy gruesa que eleva el pie al completo y evita así la postura habitual del pie con tacones.

Son zapatos que contribuyen a disminuir la altura del tacón y conseguir esa altura elevando el pie entero, así la planta del pie se carga mucho menos. Son más cómodos y también perfectos con una gran cantidad de looks. Además si no nos gustan mucho las plataformas, también hay zapatos con plataformas interiores que pasan más desapercibidos. Y es que, como decíamos al principio, hay un tipo de tacón para cada mujer y para cada ocasión, sólo hay que encontrarlo!

Tacón cuadrado

Es un tacón ancho que se caracteriza precisamente por su forma cuadrada. Están muy de moda esta temporada porque los encontramos en diseños sofisticados perfectos para acudir a la oficina o para algún evento especial. Al tener un tacón más ancho, resultan más cómodos para el día a día y son perfectos con cualquier outfit. Los encontramos también en verano y es que la comodidad no está para nada reñida con el estilo.

Tacón de cuñas

Estuvieron de moda hace unas décadas y llevan unos años pisando muy fuerte, especialmente en primavera y verano, pero también los encontramos en los meses más fríos del año. Se trata de un tipo de tacón hecho en una sola pieza, que va desde la parte delantera al talón y que tiene una mayor altura en la parte trasera. Son cómodos y también realzan y estilizan la figura. En cuanto a combinarlos, lucen mucho más con un look informal.

Tacón Kitten Heels

Se los hemos visto una y mil veces a la gran Audrey Hepburn. Es un tipo de zapato muy elegante con un tacón pequeñito de apenas unos centímetros y que presentan una pequeña curva que es lo que une el tacón al zapato. A día de hoy los podemos combinar perfectamente con outfits más y menos formales.

Tacón cubano

Es un tipo de tacón que vemos menos en la calle y más en las pistas de baile. Se caracteriza porque es más grueso en la base y se va estrechando a medida que se acerca al zapato. Se utilizan sobre todo para bailes tan conocidos como el tango.

Deja un comentario